Cuando la justicia no es justa, no es justicia!!

La verdad es que a veces pienso que la Justicia está hecha para los delincuentes y con sentencias como la de estos días, damos pasaporte para que determinados delitos no sean considerados con la gravedad y crudeza que a vista de casi todo el mundo tienen y las penas aplicadas sean de risa.

Creo que cuando la justicia de un país no protege al más débil, cuando delitos de violación, asesinato, maltrato continuado , trata de personas, etc. no  son perseguidos con todo el peso de la ley, estamos abriendo la mano para que delincuentes como los de “La manada” tengan resquicios legales para poder defenderse y que sus penas son irrisorias.

Ha llegado un momento en el que los que han sufrido alguno de estos delitos, tienen que demostrar que ha sido así y que en ningún momento dieron pie a que los delincuentes entendieran que ellos lo permitían. En que país de locos vivimos!!.

Un anciano que ve como maltratan en su propia casa a lo que más quiere en el mundo que es a su esposa, que se defiende matando a uno de los agresores y él es el condenado.  Esto es justicia!!

La Justicia no ha evolucionado con el tiempo y no se ha adaptado al mundo real en el que vivimos. No creo que sea cuestión de sentencias machistas, sino de que se ha quedado atrapada en un pasado que ya no existe.

Considero que la Justicia es Justicia en tanto en cuanto no solo se aplica al pie de la letra, sino que sabe interpretarse y adaptarse para proteger a los débiles y queramos o no, en este país nuestro, los débiles desgraciadamente siguen siendo: las mujeres, los niños, los ancianos … No porque sean débiles de fuerza o de valentía, al contrario, sino porque las sentencias que vemos cada día así lo demuestran.

Las leyes no han evolucionado a la par que los delitos y al no estar suficientemente claras,  son  objeto de interpretaciones varias que los abogados defensores utilizan para amparar a sus clientes.

Es hora de que las leyes sean revisadas para que no volvamos a escuchar sentencias como las que estos días estamos teniendo, ni para que presos que han delinquido cruelmente cumplan solo parte de su condena y por el “buen comportamiento” vean la calle y vuelvan a delinquir. Que verdaderamente protejamos a los más débiles y que los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado que muchas veces se ponen en entredicho, tengan un respaldo para que su trabajo y su dedicación verdaderamente merezca la pena.

No estoy en contra de la reinserción de los presos en la sociedad, pero si es cierto que determinados delitos no deberían tener ese privilegio y que deberían pasar toda su vida entre rejas. Bueno, ahora no es así, no hay rejas, hay habitaciones amplias, piscinas, gimnasios, bibliotecas, zonas de esparcimiento, … Ahora más que una cárcel son hoteles de cuatro estrellas, porque claro, son personas y tienen derechos, mientras los que han sufrido sus delitos en muchos casos están muertos en vida por el ataque a un ser querido o que le hayan robado su dinero o que les hayan pegado una paliza en el mejor de los casos.

Creo que este es el momento de que el poder judicial se siente y revise las leyes para adaptarla tanto a los delitos como a sus consecuencias.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *